El Feng Shui significa viento y agua, ya que la energía, es invisible como el viento y se mueve como el agua a través de las puertas y ventanas, además siendo, la técnica para ubicar, colocar así como, también disponer los muebles, los colores, la luz de la habitación, de manera que fluyan las energías de forma armónica.

Importancia del Feng Shui en la habitación del bebé

La energía del Feng Shui en la habitación del bebé, asegura que ese niño va crecer mejor, más sanos y seguro, sin fluir para nada en la personalidad del mismo.

Siguiendo las pautas nos aseguramos de que el bebé va dormir tranquilo, se va sentir seguro y su cuarto va estar lleno de energía positiva esto hará que sea feliz. El Feng shui tiene como finalidad la transición del bebé desde el útero materno al mundo exterior.

Alunas recomendaciones:

  • Es importante no recargar el espacio, el dormitorio ha de contar con los elementos necesarios para dormir, nada más.
  • Elegir colores claros para las paredes, cortinas y la sábana, lo más relajantes son el azul, lila, rosa y salmón.
  • La iluminación ha de ser Tenue, el Feng shui no aconseja la luz en el techo sobre la cuna, las ventanas al sur deberían llevar cortinas para atenuar la luz.

La dirección más favorable para dormir es la cabeza hacia el Norte

El cabezal de la cuna no debe tener barrotes, pero si un protector acolchado, los bebés desde su nacimiento tiende a buscar lo sólido como las paredes del útero; por eso el protector para que no se haga daño.

Es recomendable que la cabecera repose en una pared sin ventanas y puerta que provocarían variaciones de luz y ruidos, por la misma razón por la entrada de un baño.

Aleja la cuna de aparatos eléctricos y enchufados

Si duerme en nuestra Habitación, con frecuencia el bebé pasa los primeros meses de su vida en la habitación de los padres, así que el Feng Shui recomienda:

  • En tu mesita de noche no coloque ni medicamentos, ni tampoco elementos relacionados con tu trabajo.
  • Si el cuarto del baño da hacia la habitación se sugiere colocar una planta pequeña que separen ambas estancias.
  • Es conveniente ver la puerta de entrada de la habitación desde la cama, si no es así se colocaría un espejo que releje su imagen.
  • También hay que evitar que, estando en la cama se tengan a la vista objetos de movimientos, como pelotas, zapatos y otros.

¿Cómo debe ser la habitación del bebé?

El cuarto del bebé debe recibir luz natural, poseer una buena ventilación y lo más silencioso posible, Si tenemos la posibilidad de elegir que el cuarto sea amplio con buenas dimensiones, que no sea fría, ni calurosa.

Consejos para decorar la habitación del bebé según Feng Shui

  • Usar materiales naturales, siempre que sea posible, en la ropa de cama, cortinas, pisos, alfombras, muebles y juguetes.
  • Mantener los cajones y armarios organizados.
  • Tener diferentes tipos de luz para la noche y para el día.
  • Limitar al máximo los aparatos eléctricos alrededor de la cuna, esto incluye ventiladores, televisores, vaporizadores y filtros de aire.
  • Abrir las ventanas diariamente para una buena ventilación.
  • Elegir tonos suaves para las paredes como rosado, azul, verde, naranja y beige, no aplicar rojo, negro, amarillo y gris.
  • Los colores de las mantas y sábanas deben ser tenues.
  • En lo posible se debe colocar la cuna, apuntar hacia el norte que señala la quietud, el suroeste y el noroeste es aceptable como opción.
  • Mantener el espacio de la parte de debajo de la cuna vacía, no se le ocurra de almacenamiento.
  • Limitar el número de objetos y juguetes en la habitación.
  • Evitar decorar la habitación con dibujos animados con colores chillones.

¿Cuáles son los errores más frecuentes que cometemos al decorar la habitación de los bebés?

Solemos llenar la habitación de juguetes, peluches, adornos que no van con la edad del bebé, también tendemos a pintar las paredes con tonos muy llamativos, siendo un poco inadecuado para un bebé, decoramos bajo lo que entendemos, como decoración infantil, sin tener en cuenta la energía que mueven los bebés.

¿Cómo podemos brindar reparaciones a esos errores, desde el punto de vista del Feng-Shui?

La habitación del bebé debe estar adecuada a la edad cronológica del niño, cuando va creciendo, hay que ir desprendiéndose de aquellos adornos u objetos que ya no son propios de la edad que posee, ya que simbólicamente retienen su crecimiento, lo que podemos hacer y no nos confundiremos, es redecorar la habitación del niño en tonos neutros y con una decoración serena, que no le resta elegancia ni diversión.