En cierto modo, existen muchas rutinas para la fortalecer los músculos de los brazos, es por eso, que en esta momento nos centralizaremos en una que puedes realizar desde casa, así no podrás gastar dinero en gimnasio, obtenido una efectiva de darle volumen a tus biceps y triceps.

Por consiguiente, los brazos son una parte del cuerpo que debe fortificarse en conjunto con el resto de músculos, te ayudaremos con una rutina súper sencilla para que realices desde casa, solo necesitarás:

  • Mancuernas (si no tienes puedes usar una botella de agua rellena de arena)
  • Un tapete
  • Cuerda para saltar
  • Una silla
  • Una toalla

Puedes comenzar

Se debe tener mucha paciencia, es un error muy habitual comienzar una rutina esperando resultados inmediatos.

No es recomendable iniciar levantando mucho peso, ya que esto no va a ayudar a apresurar el proceso, al contrario, puede ocasionarte lesiones; lo mejor es ir aumentando de manera gradual.

Flexiones de brazos

Posiblemente las conozcas como lagartijas, hacerlas desde casa es súper sencillo, primero debes acostarte sobre el tapete, en seguida separa los brazos a la altura de tus hombros flexionando los codos para subir y bajar, emprende con 2 series de 10 repeticiones, al instante puedes ir aumentando, según tu ritmo.

La caminata de cangrejo

Sobre el tapete debes sentarte , flexiona las rodillas, con la ayuda de tus brazos y Logrando tener las piernas mas tonificadas separas el cuerpo del piso, elevas la cadera a la par con el pecho, asimismo caminas como un cangrejo, quiere decir, hacía varias direcciones, puedes empezar con 3 series de 2 minutos cada una.

Fondos

Debes colocar una silla pegada a la pared, te pones delante de ella de espaldas, descansa las manos en el borde del asiento con las piernas estiradas o dobladas un poco, sube y baja utilizando tu propio cuerpo como peso, realiza dos series de 10 repeticiones.

Curl de bíceps

Solo tomas las mancuernas y con los brazos estirados a los lados del cuerpo, los levantas a la vez hasta tocar los hombros, coloca un peso que te acceda moverlos, es importante no abusar en levantar un peso que aún no esté a tu alcance, adquiere paciencia que en su tiempo justo podrás levantarlo.

Flexiones de tríceps

Dicho de otro modo, lo vas a realizar tal como si fueras a hacer flexiones de brazos, colócate en esa posición pero en vez de separar los brazos, los vas a ubicar lo más juntos al tronco, los codos deben estar bien flexionados, así como apuntando hacia atrás, puedes comenzar a subir y a bajar haciendo 2 series de 10 repeticiones.

Patada de tríceps con una mancuerna

Debes tomar una mancuerna con una mano con la palma hacia el torso, conservando la espalda recta flexionada levemente las rodillas, asimismo, acuestas la cintura hacia delante, los brazos deben estar cerca del torso con los antebrazos punteando a la misma dirección mientras retienes la mancuerna, con los brazos quietos, respira, usando el trícep para levantar la pesa hasta que el brazo esté extendido, en seguida, baja la mancuerna volviendo a la posición inicial.

Foto de Karolina Grabowska en Pexels

Curl de bíceps alterno tipo martillo

Agarrando una mancuerna con una mano si lo prefieres, ya que lo puedes hacer de forma simultáneamente, luego el brazo lo extiendes, localizando una colocación relajada, asimismo emprende la elevación obteniendo que la mano y el codo estén totalmente alineados, ve bajando de manera lenta, sube a la colocación inicial, realizando 3 series de 10 repeticiones.

Algunos consejos

Precedentemente al iniciar tu rutina, recuerda lo importante que es, tener un equilibrio entre la alimentación y el ejercicio:

Calienta mucho antes de comenzar la rutina, es fundamental de 5 a 10 segundos en el cual incluyas todas las articulaciones desde la cabeza hasta los pies. Trotar, hacer una caminata diaria te beneficiara, ya que siempre es una buena forma de calentar o saltar la cuerda un par de minutos dócilmente.

Procura cuidar tu alimentación proporcionando el consumo de proteínas, fibra, carbohidratos, obviando el azúcar, las grasas, así como también las gaseosas. No te saltes ninguna comida, sobre todo, no innoves ayunos extendidos y toma suficiente agua.

Instituye algunos días de descanso para que los músculos reposen y crezcan, de este modo, se fortifican las fibras que trabajaste, afirmando una mejor utilidad en la próxima sesión.

Conjuga la rutina con algunos, ejercicios cardiovasculares con la idea de trabajar todo tu cuerpo de carácter armónico.