Las cejas, son dignas de cambiar la expresión del rostro por completo, por eso son súper importantes a la hora de maquillarte. Descubriremos algunos consejos para diseñar tus cejas.

Estas juegan un papel significativo cuando vas a recrear un look, así que de ellas depende el resultado que queremos lograr; asimismo el diseño debe adaptarse primero a las facciones de cada una, después, a la forma natural de la ceja buscando la simetría.

Tener unas cejas igualadas es una de las tareas más complejas, siendo uno de los factores que más alteran la apariencia; el arco de las mismas varía según la cara de cada persona y jamás hallaremos dos cejas iguales, pero sí que se puede aspirar a tener el trazo deseado que más se coordine con tu aspecto.

Foto de Engin Akyurt en Pexels

Diseño de profesionales

Diseñar las cejas en casa no es recomendable sin previamente pasar por el diseño de un profesional, de ahí que se suelen dar pautas a seguir para conservar el esquema.

Cada tres meses debes visitar al diseñador de cejas, además, si a tendencias nos referimos, lo mejor es el que se adapte a cada rostro.

Es verdad que gruesas y pobladas están en tendencia porque son cejas más juveniles, sin duda alguna cada mirada demanda una forma y diseño propio acorde a cada personalidad.

Cuida tus cejas

Se aconseja recurrir a productos de desarrollo y fortalecimiento de las cejas, porque con este tipo de producto cuidamos las que tenemos. Busca los productos que más confianza te brinden y sobre todo que te recomienden los expertos en la materia.

Maquilla tus cejas

Maquillarlas con un lápiz de cejas nos ayuda a proporcionar definición y con la sombra damos relleno y profundidad.

Elegir dos tonos para maquillarlas es una muy buena opción; uno de un tono inferior al natural de las cejas utilizado como base y otro oscuro del mismo tono que las cejas o más oscuro con el que dibujaremos a mano los pelitos. Para conseguir un acabado natural debes difuminar bien los trazos.

Es importante que las chicas jóvenes aprendan a no depilarse de manera exagerada las cejas porque muchas veces acaban irritando la piel.

Más o menos maquilladas

Llevarlas más o menos maquilladas, la contradicción al que nos enfrentamos muchas porque no queremos vernos disfrazadas, es por eso que por el día debe primar la naturalidad, por la noche podemos incrementar un poco más, delinearlas, rellenarlas con el lápiz para conseguir un acabado más impresionante, no olvidando los productos de maquillaje, que no pueden faltar en el bolso de una mujer.

Un buen diseño

Un buen diseño de cejas, lo más sustancial son las fisonomías de la persona, depende del tipo de rostro, forma de ojos, edad, entre otros, una adolescente debe llevar una ceja más natural y limpia, sin arcos muy definidos; en cuanto a una persona mayor, que ya posea arrugas debe levantarse la ceja para crear un efecto óptico de mini lifting, en otras palabras, un buen diseño de cejas te resta años.

Shading

El shading, es el sombreado de toda la vida, se puede realizar con microblading o con micropigmentación, hay personas que tienen pelo pero son muy débiles y poco tupido, es a estas personas a las que más beneficia esta técnica, si lo que falta es pelo, es mejor hacer la técnica pelo a pelo, la micro dura más tiempo y los efectos son espectaculares, lo que marca la diferencia en los sombreados, es por supuesto la eficacia del pigmento, los tonos deben ser muy naturales, si se nota, es que no está bien hecho.

Consejo para nuestras lectoras, inicialmente, es mejor que las adolescentes se pongan en manos un buen profesional, así no hacen desastres en el baño, porque es posible que los pelos que se retiran tal vez nunca vuelvan a salir y siempre, cuidarlas con un producto para cejas porque van perdiendo densidad con los años.