La llegada de un nuevo integrante a la familia es uno de los momentos más significativos en la vida de los padres. Su primera sonrisa, su primer paseo, la visita de los abuelos, la hora del baño, entre otros; los mejores recuerdos de tus hijos debes guardarlos con estos increíbles consejos para fotografiar a tu bebé.

Los bebés crecen tan rápido, por ello es una buena manera recordar cómo eran; además se obtienen fotos tan tiernas que es imposible no quedarse embobado mirándolas.

La fotografía de bebés es de las más bonitas, pero de las más complicadas, él será el que marque el ritmo de la sesión.

Procura que el bebé se relaje

Debes intentar no alterar demasiado la tranquilidad del bebé. Aprovecha su rutina diaria para sacar fotografías naturales; adaptarte a él, a sus horarios, fotografiarlo durmiendo.

Aprovecha cuando esté despierto para realizar otro tipo de fotos, e incluso atrae momentos tan íntimos; como cuando el bebé está amamantando o tomando el biberón.

Foto de Lisa en Pexels

Escoge el objetivo adecuado

Cada situación tiene un objetivo adecuado, si bien como algunos solemos decir, el ojo del fotógrafo siempre es más importante que el equipo; sin embargo en equipo puede facilitarte mucho las cosas en algunos aspectos.

Destaca al pequeño protagonista

Para darle el protagonismo que tu bebé se merece en la foto, una técnica muy eficaz sería la de enfocarle al máximo a la vez que desenfocas el fondo totalmente.

Modo ráfaga

Proyecta muchas fotos e incluso utiliza el modo ráfaga, sus expresiones cambian continuamente, es posible que esa carita adorable o esa sonrisa de ensueño que solo dure en su cara un instante.

Ten siempre la cámara a la mano

En el momento menos pensado el pequeño pondrá una carita o dibujará una sonrisa que querrás enaltecer para siempre, además se les recomienda que le hagan fotos todos los días, los bebés crecen a una velocidad vertiginosa, de esta manera, habrás capturado para siempre ese aspecto tan fugaz.

Foto de Daniel Reche en Pexels

Planea

Observa, planea ya que existen fotografías realmente extraordinarias, así que intenta quedarte con las que más te gusten, inspirarte en ellas, obtén ideas, poses, ángulos, ve apuntándolo todo, luego decide qué fotos quieres hacer antes de coger siquiera la cámara, así, cuando te pongas a proyectar fotos tu esfuerzo merecerá mucho la pena.

Encuadre

Consigue probar con encuadres diferentes para sacarle el máximo partido a tu sesión de fotos; te vamos a ayudar con unos tips para eso: Cambia el punto de vista, experimenta a ir cambiando el punto de vista de tus fotografías; para ir jugando con diferentes ángulos, trata de situar la cámara a la altura de los ojos del bebé.

Enfoca

Enfoca a los ojos, salvo en fotografías definitivas donde te interese centrar el interés en otro punto, procura siempre enfocar a los ojos; aunque estén cerrados de nada te servirá tener la iluminación, una composición muy bien cuidada, si el centro de interés está desenfocado.

Sé detallista

Atrae detalles, hay muchos detalles del bebé que puedes fotografia; no solo tienes por qué ajustarte en su cara, una manito, sus pies entre otros; que no se te escape nada e incluso puedes probar con un objetivo o lente macro.

Foto de Rene Asmussen en Pexels

Iluminación

Usa luz suave, natural o indirecta, la iluminación tiene mucha importancia ya que es, un punto clave en cualquier fotografía; mucho en la de bebés, asimismo el fondo es importante, antes de disparar la cámara.

Fondos

Comprueba los fondos, busca un fondo simple, para que tu bebé destaque en el exterior; un fondo de hierba o una pared de un color bonito.

Más consejos:

  • Si lo vas a fotografiar desnudo o semidesnudo; no dejes que tenga frío, regula previamente la calefacción si hace falta, haz que se sienta cómodo, eso le hará feliz, te proporcionará a ti unas fotos excelentes.
  • El mejor momento para fotografiar a tu bebé, después, que se haya alimentado; cuando empiece a tener algo de sueñecito es el momento más conveniente para fotografiarlo.

Los bebés crecen muy rápido, así que aprovecha la oportunidad de fotografiar a tu bebe, lo vas a disfrutar, además, él, de mayor, te lo agradecerá.