La salud bucal de los más pequeños, es fundamental a la hora de prevenir futuros problemas en la adolescencia, así como en la edad adulta; del mismo modo, los dientes y las encías de los niños, si están bien cuidados, les ayudan a mantener una óptima salud general.

Cuando los menores muestran caries, infecciones u otro tipo de enfermedad bucal, estos factores pueden derivar en importantes problemas de salud como deficiencias en la nutrición, en el desarrollo del lenguaje, dolor o baja autoestima.

Es por eso existen medidas de prevención para evitar la caries dentales. Con la ayuda de su pediatra puede fomentar buena salud bucal a partir de las primeras semanas de vida de su bebé.

Los dientes sanos son importantes, ayudan a comer, formar sonidos y palabras, además afectan en la forma que le crece la mandíbula de su bebé. Un buen cuidado oral favorece a establecer buenos hábitos dentales a medida que su bebé crece; el cuidado bucal deficiente puede provocar infecciones, enfermedades u otros problemas dentales.

La buena higiene bucal emprende en los primeros años de vida, ya sea que amamante o alimente a su hijo con biberón, debe comenzar a incorporar algún tipo de régimen de higiene dental lo antes posible.

Antes de que salga el primer diente, limpie las encías con una gasa húmeda, una vez que los dientes empiecen a salir, manténgalos limpios; es esencial para este ritual diario, comprar un cepillo dental diseñado especialmente para bebés, que tendrá un cabezal más chico, apto para sus bocas pequeñas.

Foto de Ketut Subiyanto en Pexels

El fluoruro

El fluoruro es un mineral de ocurrencia natural que se localiza en muchos alimentos también se añade al agua potable en algunas ciudades y países.

Favorece la salud dental al fortalecer el esmalte de los dientes, haciéndolos más resistentes a los ataques de los ácidos que pueden ocasionar las caries dentales, también reducen la capacidad de la placa bacteriana para producir ácido.

Revisar y limpiar los dientes de tu bebé

Los dientes saludables deben ser todos de un solo color, si ve puntos o manchas en los dientes, lleve a su bebé al dentista.

Tan pronto como su niño tenga un diente, empiece a realizar un frotis con pasta dental con flúor, del tamaño de un grano de arroz, limpie los dientes por lo menos dos veces al día; lo mejor es limpiarlos justo después del desayuno y antes de la hora de dormir

Cuando su niño cumple 3 años, puede empezar a usar una cantidad de pasta dental con flúor del tamaño de una arveja. A medida que su niño vaya creciendo déjelo usar su propio cepillo de dientes; lo mejor es que usted le ponga la pasta de dientes en el cepillo de dientes hasta que su niño tenga aproximadamente 6 años, incluso hasta que los niños tengan 7 u 8 años, será necesario que les ayude a cepillarse. Intente cepillarles los dientes primero, luego déjelos terminar.

Alimentos saludables para su bebé

Seleccione bebidas, alimentos que no tengan mucha azúcar. Dé a su niño frutas, verduras, igualmente puedes preparar recetas de papillas caseras, en lugar de dulces o galletas; tengan cuidado con las frutas deshidratadas, como pasas, ya que fácilmente se pueden pegar entre los dientes ocasionando caries.

Foto de AMSW Photography -Alisha Smith Watkins en Pexels

Prevenga las caries dentales

No acueste a su bebé con un biberón en la noche o durante la siesta; si acuesta a su bebé con un biberón, llénelo solamente con agua, leche, fórmula, jugos u otras bebidas no azucaradas. Los refrescos tienen azúcar, dejar que él bebe tome de un biberón con líquidos que tienen azúcar puede ocasionar caries dentales.

Evite dar a su bebé biberones con bebidas azucaradas ; si su bebé usa chupete, no le ponga nada dulce como azúcar o miel.

Hable con su pediatra

Su pediatra estará viendo a su bebé desde los primeros días de vida; planee discutir cuándo y cómo debe establecer para una visita al dentista ya que puede darle atención profesional de alta calidad y habitualmente.

Su dentista deseará ver a su niño antes de su primer cumpleaños o en los primeros seis meses del brote del primer diente. En la primera visita, su dentista puede examinar fácilmente los dientes de su niño determinando la frecuencia de futuros chequeos dentales